Presentación de “Pasaron por aquí. Famosos que cruzaron las tierras de Aragón” de Antón Castro”: martes 10 diciembre 19.30 Teatro Principal, Zaragoza

Teatro Principal. Ambigú Ayuntamiento de Zaragoza, Pregunta y Librería París ‘Pasaron por aquí. Famosos que cruzaron las tierras de Aragón’ de Antón Castro. Pregunta ediciones. Martes 10, a las 19.30. Presentan: Elena de la Riva, Mapi Rodríguez y José Luis Melero. Actuación musical: María José Hernández.

‘Pasaron por aquí’, que lleva por subtítulo ‘Famosos que cruzaron las tierras de Aragón’. Es un libro de perfiles, crónicas, reportajes que se publicaron sábado tras sábado en el suplemento de Heraldo de Aragón que coordinó Ana Usieto hasta su desaparición.

Beatriz Lucea organizó una exposición en el espacio Tránsito del Centro de Historias. El libro lo publica Pregunta (Reyes Guillén y David Francisco), lo presentarán Elena de la Riva y Pilar Rodríguez, de Internet y documentación, y el escritor y bibliófilo José Luis Melero. Cantará tres o cuatro temas María José Hernández.

EL LIBRO Actores y actrices como Johnny Depp, Ava Gardner, Liam Neeson, Tyrone Power, Gina Lollobrigida, George Clooney o Uma Thurman; los literatos John Berger, George Orwell, Miguel de Unamuno, García Lorca, Simone Weil o Virginia Woolf; muìsicos de la fama de Michael Jackson, Madonna, Patti Smith, Bob Dylan, Sting, Elton John o The Rolling Stones, pero también Maurice Ravel o Arthur Rubinstein; deportistas como Steffi Graf, Fausto Coppi, Merlene Ottey, El Guerrouj, Eddy Merckx o Peleì; pintores de la talla de Salvador Dalí, Joaquín Sorolla y Pablo Picasso: son solo algunos de los personajes ceìlebres que, durante los últimos ciento cincuenta anÞos, han pasado por EspanÞa y recalado en tierras aragonesas.

Y es un libro, también, lleno de amigos que han colaborado con sus recuerdos y testimonios: Ramón Acín, Mariano Anós, Miguel Ángel Tapia, Trinidad Ruiz-Marcellán, Miguel Mena, Luis Sol, Paco Giménez, José Miguel Tafalla, Santiago Paniagua, Matías Uribe, Manuel García Guatas, Félix Zapatero, Carmen Puyó, Pedro Pablo Fernández, Chema Rodríguez Morais, Juanjo Blasco Panamá, Gabriel Sopeña, Chema Fernández, Leo Tena, Pablo Ferrer, Plácido Serrano, José María ‘Cuchi’ Gómez, Luis Alegre, Enrique Vázquez, Luis Felipe Alegre, José Luis Melero, Yolanda Polo, Xabier Maceiras Rodríguez, Vicente Merino, Santiago Gascón, Ángel Giner, Ana Bendicho, José María Enguita, Agustín Sánchez Vidal, Amparo Martínez, Canario, José Luis Rico, Violeta, Pablo Rico, Luis Rabanaque, Cristina Yáñez, Rafael Campos, Félix Zapatero, etc.

PRÓLOGO DEL LIBRO

Pasaron por aquí fue un proyecto casi azaroso en todo. No recuerdo con precisión cómo surgió, aunque siempre me habían interesado mucho las gentes más o menos conocidas, de distintas facetas de la vida, que habían pasado por Aragón, y he sido un lector atento a los libros de Juan Domínguez Lasierra y Julián Ruiz, entre otros; el título lo creó sin querer un compañero de maquetación de Heraldo de Aragón y la serie, que se prolongó durante algo más de 80 semanas, se publicó todos los sábados, bajo la generosa acogida de Ana Usieto, periodista ingeniosa y vitalista de tendencias. Pasaron por aquí se convirtió en un proyecto estimulante en el que colaboraron muchos amigos: lectores, compañeros de redacción, escritores y artistas, algún publicista y, sin duda, los expertos de documentación: Mapi Rodríguez y Elena de la Riva, Carlos Chárlez y Mari Carmen Ayala.

A ellos, especialmente a las dos primeras, y a los frutos del azar, les debe mucho Pasaron por aquí. Igual que a una sección anterior como ‘Tinta de hemeroteca’, otro de los grandes trabajos de búsqueda y exhumación de curiosidades de Mariano García. Mapi y Elena tenían a menudo sorpresas más que inesperadas. “¿Sabes que Charlot ha estado en Zaragoza?”, te decían. No costaba en ningún sitio; la indagación nos llevó a saber que era uno de sus dobles célebres. Otro día, y esto si era verdad, te decían que “James Mason, el actor de Lolita, se paró dos horas en Zaragoza, en el Gran Hotel, a tomar un café”.

El periodista Vicente Merino era seguidor de la sección y, buen apasionado al ciclismo, te sugería y te informaba a la vez: “Deberías dedicarle un artículo a Fausto Coppi. Corrió en Zaragoza, en el Parque Grande, ahora Parque José Antonio Labordeta”. Y así iniciaba la indagación. Desde otro lugar de la redacción, quizá fuese Paco Giménez quien me dijese: “Creo que Nino Bravo pasó la luna de miel en Gallur”. O, desde Barbastro ahora, el anticuario Toni Buil decía: “Julio Iglesias, cuando empezaba, cantó en Barbastro y su estancia dejó más de una leyenda”. José Luis Melero, con su erudición y su pasión aragonesista, mandaba un email: “Lorca anduvo por Jaca. Se merecería un Pasaron por aquí”.

Me encontraba con Violeta y José Luis Rico y Canario y te pedían: “Recuerda a Pelé en La Romareda. Tenemos cosas que contarte”. Y así empezaba el rastreo. Este libro nace, por tanto, del periodismo y sus métodos, de la propia hemeroteca de Heraldo, de un sinfín de testimonios y recuerdos de mucha gente con muy buena memoria, de los libros (memorias, cartas, novelas y poemas…) y del deseo de conocer mejor la ciudad en que uno vive, la Zaragoza de los tres ríos que recibió a Virginia Woolf, a Somerset Maugham, a Walt Disney o Uma Thurman, entre otros, el Teruel mudéjar y montañoso que vio a Hemingway, a Robert Capa o Rodney Smith, la Huesca deslumbrante y pirenaica que acogió a Josephine Baker, George Orwell, Liam Neeson o a Joaquín Sorolla, entre otros muchos.

Para casi todos, hecha la salvedad de Unamuno y poco más, Aragón ha sido tierra hospitalaria, de hermosa y feliz acogida. Mil gracias a tanta y tanta gente que colaboró directa e indirectamente con esta sección, que ha sido uno de los estímulos más hermosos y gratificantes que he tenido en el periodismo en los últimos años. Muchos nombres los generosos colaboradores figuran en los textos; otros se han quedado en la penumbra, pero están y proyectan su sombra y su afecto. Mil gracias también a Beatriz Lucea que coordinó una muestra, moderna e imaginativa, sobre la serie en el Centro de Historias. Había que acabar alguna vez y en algún sitio, y lo he hecho con más felicidad que melancolía. Quedan muchos más. Mil gracias, de nuevo, a mis editores de Pregunta.

This entry was posted in .. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>