Vaya mañanita

Actualización: Las cenizas del volcán islandés, en venta en internet
—–
Estaba vendiendo souvenirs de ceniza a la entrada del aeropuerto cuando me avisaron de que la bolsa estaba bajando… Mandé un sms para comprar acciones de Volcánicas del Norte (energía verde). Los valores ecológicos rebotaban con furia en el fondo del panel. Volví a enviar órdenes de compraventa variadas, un poco al azar, por seguir el caos, los ciclos fractales… pero mi banco estaba siendo fusionado por el gobierno y en ese momento fallaba la pasarela segura.

—Debo advertirle que le estoy grabando —dijo un insecto de ojos enormes—, soy de la Patrulla Libélula.

—¿Me graba los pensamientos?

—Todavía no —dijo.

—-

Otras ficciones recientes

This entry was posted in ., Ficción. Bookmark the permalink.

Comments are closed.