Intentó pararse y lo que pasó

No podía seguir el ritmo de los días, llenos de tantas cosas, gestiones, pésames, encargos, fiestas, caos en crisis y crisis en caos.

Así que se detuvo. La pierna le iba loca. Todo el cuerpo le exigía seguir con el ritmo enloquecido habitual, el cerebro no paraba de rampear.

Debería haber pedido ayuda, pensó ya tarde, una gran serenidad devoró su alma (recuerdos + anhelaciones) y al fin pudo verse como un contenedor agrietado y lleno de cosas… fórmulas, sentencias, frases hechas, regranes grabados en el firmware de la infancia…

Intentó rascar esas capas de óxido pero no hubo manera. Y eso que en esa vida extra todo era casi posible.

(((Publicaciones automáticas ilegales en el mundo anterior. Sólo leíbles por seres de ese preuniverso ya extinguido)))

This entry was posted in .. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>