Quizá el ansiado despegue

Todo fluye por doquier, crujen los seracs por allá arriba, brotan rosas de las piedras del vino de Cariñena, colea y vibra casi todo alrededor y hasta se cae un árbol “de gran porte” por el cierzo en el barrio de la Magdalena, así llamado por Santa María Magdalena, que también recibe el nombre de barrio del Gallo, frente al palacio de cultura de Javier Barreiro.

El Tubo de Zaragoza es patrimonio de la humanidad, aunque la Unesco no lo sabe todavía: patrimonio material, inmaterial y ambos a la vez, como la vida misma.

Hay una gran actividad febril por fin: Puerto Venecia, otra ciudad adosada, gemela, paralela, ha cumplido 10 años. Abre Amazon sus tres naves tres, como las de Colón, que tuvo financiación de capital aragonés, de judíos aragoneses, y beneplácito del rey consorte aragonés. Tanto mola mola tanto Hoz de la Vieja como Candasnos.

No está de más que de vez en cuando haya algo. Puerto seco, playas de trenes, convoyes sin fin, puerto franco, PLAZA y sus émulos… por fin la posición ideal que vio Roma se plasma en los hechos: capitales, logística, mundo: Maersk, Inditex, Amazon, Stellantis: grandes logos para el despegue.

Aeropuerto, la parada del AVE en la Feria de Muestras, AVES de cuatro colores (no se pone el sol en las vías).

Las condiciones son cada día mejores para Zaragoza/Aragón: si te sobran mil millones y no sabes qué hacer con ellos, échalos aquí. En este momento largamente buscado y esperado se puede decir que no hay nada igual. Que enciendan las luces de la Romareda día y noche un rato cada día. Ánimo.

(Columna en Herado de Aragón, 23-11-22)

This entry was posted in Columnas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>