Política de cercanías

Van a por Europa a pedir el tren de Canfranc. Es guay. Pero, entretanto pasa otra década, podrían usar la vía de Huesca a Zaragoza, que es nueva. Una vía de alta velocidad, dos capitales cercanas, y no hay un cercanías. No se entiende. Vía muerta nueva. Que vayan a Bruselas otra vez, guay. Pero mañana mismo se podría reabrir la vía nueva entre Huesca y Zaragoza: se llama cercanías, y existe. Hay una estación en la avenida Goya en Zaragoza, hay una vía nueva, de las caras. Pero apenas se usa. Mientras lloramos por el tren a Valencia, que va a veinte por hora a ratos, por una vía de hierro colado. Mientras, de nuevo, se vuelve a estudiar la via-bilidad del Canfranc. Mientras mientras, podrían poner ya el servicio de cercanías Zaragoza Huesca. La vía es nueva. De Alta Velocidad. O de Velocidad Alta. ¿Por qué no hay cercanías? ¿Por qué nadie dice nada? Son los misterios de Aragón. Como los bienes de Sigena, y los otros, y los de más alla. A veces hacemos esfuerzos por cosas remotas, hacemos viajes y retóricas, y se nos pasa de largo lo más próximo. Las cercanías aquellas. Hay más recorrido, Zuera, Utebo, etc. PLAZA. Un trenecito a PLAZA. ¿Por qué Zaragoza no tiene cercanías? Riñen por tontadas pero no hacen su trabajo. Como viene explicando José Javier Rueda, la política pop es de mucho frufrú visual y emocional. Guay. Pero a veces, entre tuit y tuit, hay que hacer algo útil.
.
(Heraldo de Aragón del miércoles)

This entry was posted in Columnas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>