La salida de la luna, John Ford, 1957

https://streamsb.net/wfc0rm41oda5.html

Posted in . | Leave a comment

Cómo resucitar a un vivo en marcha

-

-

Posted in . | Leave a comment

Cómo actualizar el reset mientras se vive

-

-

Posted in . | Leave a comment

Diga qué quiere

Lo hacemos por su bien. Para que todo funcione y usted se encuentre a gusto con nuestros servicios. El medio es el mensaje. Recuerde que la vigilancia universal humanista previene delitos y conductas delictivas. Le paso con su agente. La persona que le atendió la última vez no está disponible pero un compañero le va a ayudar en lo que necesite. Antes de eso, ¿sería tan amable de decirme el motivo de su llamada? Recuerde que puede hacerlo todo en nuestra app. ¿Desea aceptar que grabemos y supervisemos sus comunicaciones para mayor seguridad? Puede hacerlo ahora y para siempre. No he entendido su respuesta. Le paso con su comercial, pero antes ¿Puede indicarme cuál es su consulta? ¿Es una avería? No he entendido su respuesta. Por su seguridad esta conversación puede ser grabada. ¿Es una avería? Disculpe, no he entendido su respuesta. Le paso con un comercial, ¿aprueba que monitoricemos y archivemos todos sus datos para mejorar el servicio y la seguridad? Sólo tiene que decir “Sí”. No entiendo su respuesta. Gracias. Le paso con su asistente. ¿Desea que desaparezcan más trenes regionales? ¿Quiere aceptar que una línea de muy alta tensión pase junto a su casa para que siempre haya electricidad en Barcelona? Gracias, le paso al presidente y ceo de la compañía que quiere saludarle personalmente en mensaje pregrabado solo para usted. Por favor, antes diga o marque sus números de identificación. El medio fue el mensaje. Todos nuestros agentes están ocupados. Si es un alma en pena pulse uno. Le paso con su agente personal.

Heraldo de Aragón, 6-10-21

Posted in Columnas | Leave a comment

La llegada de la luz eléctrica en “Automoribundia”, de Ramón Gómez de la Serna (y su primer fanzine)

“Así, hasta que un día llega la electricidad, y sólo los privilegiados pueden
instalarla en sus casas. Continue reading

Posted in . | Leave a comment

El Gol de Nayim en plaza Salamero

La plaza Salamero o del Carbón, en Zaragoza, está reparada y ahora reluce el hormigón bien alisado y regado cual césped. Hay un concurso para urbanizar esa plaza en la que vivió Goya, que por suerte nuestra y penurias suyas vivió en tantas partes de la Inmortal. Sugiero que en la plaza Salamero o del Carbón se instale una escultura de Nayim a tamaño natural en el momento de chutar a gol en la final de la Recopa de Europa del año 1995. Una estatua natural pero bien hecha, hiperrealista, con color natural, un Nayim de verdad. Ese monumento nos lo merecemos a tope. Un rayo láser, sutil e inofensivo pero visible, podría replicar la parábola que trazó el balón en aquella noche memorable a la que nos agarramos a veces o siempre cuando todo se tuerce tanto. La parábola de Nayim no se torció aquella nuit en el Parque de los Príncipes de París y Zaragoza, Aragón y el resto del Universo atento a los prodigios bien merecen un recuerdo vivo de aquel subidón que aún colea. Y lo que coleará. Aquel gol, además de física y química, tuvo algo de milagro y a la pobre plaza de Salamero, junto a la calle Morería, le vendría genial una parábola de láser o de rayos C brillando en la oscuridad, y una escultura para selfiarnos en el misterio jovial. Acaban de demostrar que la luz –dos fotones a tope– puede convertirse en materia, como sugería Einstein en 1905 con E=mc2, como predijeron Breit y Wheeler en 1934, y ya evidenció en el 95 el Gol de Nayim. Cuántas ciudades en la galaxia querrían algo así.

-

Columna en Heraldo, 8-9-21

Posted in Columnas | Leave a comment

Todo se transforma, etc.

La realidad está pesadísima. Y yo el que más. La realidad en septiembre aprieta a tope. Sientes sus garras. Y siempre hay alguien al acecho. Aunque las personas en carne viva ya no interesan tanto como antes. Como antes de los móviles, tablets, etc. Cuando se dice “antes” no hay otro antes que ese. Las mismas personas, a través de la estampita de cristal, mejoramos mucho. Esa distancia viene de los móviles, y también, un poco, de la pandemia, que sigue viva: matando y mutando. Los niños ya no juegan a adultos ni a fútbol, juegan a pantallas. Buscan el wifi antes que la bici. Las bicis ya no son para divertirse, son para sufrir. Como casi todo. Estas soledades siderales, conectadas con todo y nada. Cada cual consigo mismo y el universo rulando en círculos excéntricos. Ejercicio: Pensar en alguien al margen del móvil. Imaginar a alguien conocido o querido sin la intermediación o presencia del móvil. No se puede. Me quitas el emoticono y me quedo en nada. El caso es que la realidad está presionando de lo lindo. Por todos lados excepto por uno, pero no sé cuál es. La realidad succiona y exprime como si fuera un gobierno. Todo ha subido tanto. Alumninio y cobre, por ejemplo. Los móviles viejos van a África, de donde salieron sus componentes, y los residuos van al mar, donde viven los atunes que, con suerte, nos comemos. Nos comemos los móviles. Quizá, con suerte, los nuestros. Mercurio y plomo. Nuevos sabores. A lo mejor, con el tiempo, si nos reciclan bien, podremos servir para fabricar la próxima generación de móviles, o de atunes.

(Columna en Heraldo de Aragón, 8, 9, 21)

Posted in Columnas | Leave a comment