155 por si acaso

Los números han cambiado: del 1-O al 155. La iniciativa ha cambiado de lado, a ratos. Al menos está más repartida. El escenario es otro: el Senado, club del jubilado de luxe, amortiza su sopor de dietas. El tope del 155 ha sido un éxito. Obliga a responder. Aunque sea con nuevas evasivas, diletancias, dilaciones. Lo primero es lo primero, sea lo que sea. La Gürtel damoclea. Las agendas se aprietan como nudos corbateros, todo provisional y susceptible de aplazarse, suspenderse, dar nuevos plazos. En este tour de force cada cual aprende del otro, se van conociendo, cociendo, ante la mirada brexitiana del mundo nuevo, populáceo, tenso y laxo a ratos y por zonas. China ya va a fichar a los 1.300 millones de súbditos con datos biométricos: hasta por la voz los controlarán. La síntesis de comunismo y capitalismo bajo un amo único y sin rechistar. Gulag, Hawaii, Bombay. Mejor Trump que Mao bis. Dentro de lo malo. Al 155 habría que dejarlo votado aunque no se aplique. Para prevenir nuevas triquiñuelas y ambigüedades. El auténtico 155 ya lo han ejecutado los bancos y empresas a la fuga, pero hay que firmar el otro, el legal, para que quede claro y haya simetría con el desafío o reto ilegal. Mejor es votarlo y no aplicarlo. Pero estar preparados. Casi a punto siempre. Y si llegara el caso, mejor que no llegue. Porque la ineptitud (combinada con la corrupción, nepotismo, etc.) presagia lo peor, como el 1-O: resultado escaso y encima quedar mal. Dejarlo votado y a ver.
.
.
(Columna en heraldo de Aragón, ayer, 25 miércoles, octubre 2017)
.
.

This entry was posted in Columnas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>