Seguimos hablando de lo mismo pero ese ‘mismo’ ya no existe

De ahí que a ratos nos sorprendamos en un NUEVO VACÍO

This entry was posted in .. Bookmark the permalink.

Comments are closed.