Texto casi Diario

ALEGRÍA & ILUSIÓN

El álbum perdido del legendario actor Dennis Hopper / The Lost Album

http://www.bbc.co.uk/mundo/video_fotos/2014/06/140630_galeria_dennis_hopper_fotografias_exposicion_lv.shtml

http://dennishopper.com/exhibitions/

Adán/Marie Sue: Fiesta de archivo y cambio de estado

La escalera por la que bajaban o subían Adán y Marie Sue desembocaba en una terraza que dominaba gran parte de la ciudad: en la terraza se celebraba una gran fiesta y todo estaba hedonizado.

Marie Sue reconoció enseguida que esas personas que retozaban en el culmen de su poder picoteando manjares exquisitos en un espacio exclusivo no estaban realmente allí; pensó que podría ser una fiesta de archivo, de hace veinte o treinta años, una representación o quizá una resurrección. Con frecuencia se daban casos de actos que se habían quedado encasquillados y se repetían una y otra vez, como en la película El ángel exterimador de Buñuel, que solo habría sido un anticipo, una intuición poética de lo que más adelante sería rutina o errores.

Aunque los protagonistas de la fiesta no mostraban el aire acartonado o levemente desvaído de las proyecciones en 3d que había visto en museos o exposiciones, Adán y Marie Sue (dentro de él) no conseguían entablar conversación con ellos: atravesaban su cuerpos sin fricción aparente; aunque Marie Sue sí que notaba al traspasarlos un frescor de tiempos idos, como corrientes de aire de sitios húmedos, y percibía algunas frases sueltas que quizá tuvieron éxito en su día y persistían entre los gemidos de excitación.

Marie Sue se preguntaba si ella también sería una de aquellas reposiciones o resurrecciones que compartían memoria y se entrelazaban sobre un juego de veloces atardeceres. Una siempre cree ser el presente (y, desde luego, pensaba Marie Sue, con respecto a sí misma, lo es): se ve como lo más natural que los demás hayan quedado atrapados en el bucle de las repeticiones, en las latencias extraviadas, incluso en sus propias rutinas interiores que rigen los dilatados universos; pero una misma siempre está, vive, actúa, piensa, en el actualísimo ahora inapreciable.

Adán vagamente querría morirse, desaparecer, perder la conciencia, pero imaginaba que era imposible, que todo estaba guardado y se reponía una y otra vez, como esta fiesta o las avenidas antiguas que atraían sus miradas hacia los horizontes de una ciudad alocada y expansiva que en su día él no acertó a disfrutar. Sabía qué era exactamente lo que estaba viviendo, pues las sensaciones eran incluso más nítidas que si las hubiera sentido la primera vez, en el convite original, al que él no solo no asistió, sino que ni siquiera imaginó que algo así pudiera estar celebrándose en la misma ciudad a la que acababa de llegar. En directo, un ujier le susurró que le acompañara y allí mismo, casi en la cocina, le proporcionó un traje blanco de lino, tal como prescribía el protocolo: la americana se ajustaba a las proporciones inverosímiles de su cuerpo, lo que acreditaba la naturaleza onírica del episodio.

Se dejaron ganar por la euforia de la época, que se renovaba con cada mirada: el aire fulgía incandescente de deseo y las avenidas, a lo lejos, desplegaban aquellas torres de vértigo, edificios con irisaciones metálicas que competían por incendiar los cielos con sus láseres por entre los que revoloteaban helicópteros y zepelines que anunciaban la gran era de la prosperidad indefinida, aunque las tipografías ya delataban, como las gafas de los invitados, el inclemente paso del tiempo.

Una vez vestido con el traje preceptivo Adán fue absorbido por los grumos de cuerpos que se abrazaban y se mezclaban efusivamente entre fuentes que manaban champán y máquinas que eyectaban rodaballos troquelados con la forma de las bocas. Adán y Marie Sue se olvidaron de que aquella expectativa de orgía podía ser un parque temático o un museo, se dejaron rociar por los aspersores de estimulantes que procuraban el clímax de los olvidos y cedieron a la sensualidad que culminó en un acto de amor tan intenso que amenazaba con atascar la misma fiesta y alterar el indescifrable mecanismo que engranaba los diversos pasados.

El coito intracelular comenzó con unos espasmos o hipidos secos tan energéticos que Adán tuvo que sentarse y las patas de la silla hicieron tremolar los cimientos del edificio, treinta plantas más abajo, lo que desató las ansias desenfrenadas de los más cercanos, que aplaudían y se besuqueaban sin entender nada pero sintiendo las brutales acometidas que la simbiosis Marie Sue/Adán esparcía en ondas concéntricas como aquellos alegres estallidos que en su día conmovieron los atolones y popularizaron la palabra bikini. En este éxtasis de amor el cuerpo de Adán, único ente visible para los fiesteros, se convulsionaba en una epilepsia radiante mientras que las emulsiones de Marie Sue pasaban de la gama de colores a la transparencia y la misma luz primigenia del big bang se hacía visible y cegaba a los testigos, cuyas células, contagiadas en tiempo cero, alcanzaban a la vez el clímax orgásmico de la Creación de los Mundos.

Cuando se aplacaron los furores y lo que quedaba de Adán retornaba al espectro visible, su cuerpo se descoyuntó como un transformer y al enderezarse salió Marie Sue Velvet, que tuvo que beberse una cubitera llena de agua para entender que habían cambiado sus posiciones: ella era el cuerpo visible y Adán –se suponía– estaba dentro, ambos exhaustos de amor y traspasados de sí.

Los invitados a la fiesta, que había gozado y compartido las sacudidas íntimas del formidable ciclón de Adán/Marie Sue, asistían a la mutación sin entender nada, pues ellos mismos estaban experimentando una catarsis geológica que les catapultaba al presente (bueno, al tiempo de Adán y Marie Sue que, en efecto, seguían juntos, simbiotizados, lo que fuese).

____

Siguiente:

Marie Sue/Adán: “El mundo no nos ha esperado”

____

Anterior:

Adán/Marie Sue y Aristóbulo con Nancy

___

Primer capítulo

El Ebro de los monstruos: pescan siluro albino amarillo de 2,39 metros y 87 kilos

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza_provincia/2014/06/
30/dos_pescadores_austriacos_capturan_siluro_albino_296721_1101025.html

Los militantes de ISIS declaran califato en territorios que controlan en Irak y Siria

http://www.infobae.com/2014/06/30/1577045-el-mapa-que-revela-el-inquietante-objetivo-expansion-los-terroristas-del-eiil

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/06/140630_irak_siria_estado_islamico_califato_nc.shtml

|||

Peticiones a la Virgen del Pilar | Evangelio   ||  Facebook | Twitter | G+ | PinterestAl alba

 

Google News | RAE | El País | El Cultural | El Periódico | La Vanguardia |  20 Minutos | Público | El Confidencial | El Diario | Heraldo de Aragón | El Periódico de Aragón | Menéame | Ycombinator | Almendrón | Víctor Juan / Blog | Libros y Bitios | Reflexiones e irreflexiones | Blogia | Peibols | Antón Castro | Enrique Dans | Daniel Gascón | Arcadi Espada / Blog  |   El Correo de las Indias|

[ WordPress - Matt - Adaptación de Jouranlized Sand Mike Little ]

Texto casi diario
Acerca de | Archivo

 

Donate bitcoin: 1CPujSxdhXkEHMB7WhFAw88DiUcVa9F6D7

______
Orejetas

...

...

////// Rejilla al infinito

Virgen del Pilar | Evangelio

———

...

... ...

...

...

...

Artículos en Letras Libres

...

............

Buscador: